25 de marzo de 2014

Ensalada de naranja y bacalao

En casa somos "bacaladeros".

Desde que yo tengo uso de razón.

Sobre todo mi madre y mi abuela...

Oye, a qué vienen esas risitas?? Venga va, no os las estaréis imaginando dando saltitos, al más puro estilo "Neng de Castefa" , no??
Que mi abuela tiene una edad!! Aunque ahora que lo pienso, la tía tiene una marcha que ya quisiera yo, ja ja ja.




Bueno, bromas aparte, nos gusta mucho el bacalao, sobre todo en esta rica ensalada, que es una de las preferidas en casa. Es muy sencillita y el resultado es delicioso, con un contraste de sabores que os va a encantar.
Además es perfecta para estos días en los que todavía podemos encontrar unas naranjas fantásticas y es una opción estupenda si estamos pensando en la "operación bikini" (auch!! Duele solo de pensarlo. Este año va a ser duro...Yo os maldigo brownies, rosquillas y demás delicias azucaradas!! Por qué insistís en instalaros en mi trasero??!! Salid de este cuerpo!!!!)

En esta receta he usado bacalao en salazón, y la manera de desalarlo es la que me ha enseñado mi abuela, que ya os digo que es la "bacaladera". Sin embargo en otras ocasiones utilizo bacalao congelado, que ya viene al punto de sal. No es lo mismo, pero cuando voy con prisas me hace el "apaño"

Vamos con la receta:



Ensalada de naranja y bacalao

Ingredientes ( para 2 personas):

  • 2 naranjas 
  • 200 gr. de bacalao
  • 150 gr. de aceitunas negras, mejor sin hueso
  • 1/2 cebolla pequeña
Preparación:

En primer lugar, si utilizamos bacalao en salazón, debemos desalarlo. Para ello primero lo ponemos bajo el chorro del agua fría para quitar el exceso de sal, y a continuación lo metemos en un  recipiente amplio con abundante agua fría durante 36 horas, 48 horas si son tajadas gruesas, cambiando el agua cada 8 horas. Durante el proceso de desalado debemos guardar el bacalao en la nevera para evitar que fermente.
Un truco para que el bacalao quede más blanco y jugoso, es sumergirlo en leche durante dos horas una vez que ya está desalado.
Si utilizamos bacalao congelado, nos saltamos este paso. Sólo recordad sacarlo del congelador unas horas antes, que si no va a estar muy frío a la hora de preparar la ensalada ;-P.
Empezamos con la preparación de la ensalada.
Pelamos la naranja a lo vivo, es decir quitando en la medida de lo posible la piel blanca que hay bajo la cáscara.
La cortamos en rodajas finas (si lo hacemos sobre un plato podemos aprovechar el zumo que suelten para aliñar la ensalada).
Desmigamos el bacalao, cortamos la cebolla en tiras finitas y picamos las aceitunas en trocitos.
Montaje:
En un plato ponemos una base de naranja y sobre ella disponemos el bacalao en trocitos, las tiras de cebollas y las aceitunas picaditas. Regamos con un chorrito de aceite de oliva y el zumo que recogimos al cortar las naranjas.

Notas:
No añadimos sal a la ensalada ya que el bacalao ya le aporta el punto necesario.
Yo pongo el bacalao en crudo, pero si lo preferís podéis cocerlo durante un par de minutos en una cazuela con agua o bien pasarlo por la plancha. Después solo tenéis que dejarlo enfriar antes de añadirlo a la ensalada.

Que aproveche!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas??

Blogging tips