1 de mayo de 2014

Crumble de fresas y chocolate


Hay personas muy fotogénicas.

Da igual que posen o que los pillen desprevenidos, que salgan serios, riéndose o haciendo el pino puente, que siempre salen bien en las fotos.

Y hay personas que no lo son.

Da igual que posen o que los pillen desprevenidos, que salgan serios, riéndose o haciendo el pino puente, que NUNCA salen bien en las fotos!!

Yo me incluyo en éste último grupo.
De hecho siempre he dicho que yo no habría podido ser, como mi tocaya, Princesa de Asturias , por más que en casa les hubiese hecho ilusión...
Y digo que no habría podido, no porque no sepa hacer la reverencia, que va, eso lo tengo dominao, sino porque, como digo, no soy nada fotogénica. 
Y además no tengo un perfil que quede bonito en las monedas de 2€.
Y eso sí que hubiese sido un problemón en Zarzuela, y no lo de Urdangarín...
A lo que iba, decía que hay personas fotogénicas, y personas que no lo son.
Pues con la comida pasa lo mismo.
Hay platos que son muy agradecidos y quedan bien los pongas como los pongas. Y hay otros, pobrecicos míos, que no salen bien de ninguna de las maneras.
Así que no te queda más remedio que colocarlos en tu mejor vajilla y rezar todo lo que sabes para que la foto te quede curiosica y apañá.
Pues este es el caso de hoy.
Que el crumble esta bueno, sí, pero no queda lucido en una foto ni a la de tres. Pero bueno, parece que después de una sesión de chapa y pintura lo hemos dejado recauchutado y a la altura de las circunstancias.

Aún así , ya os digo, de sabor es espectacular, y si lo acompañamos de una bola de helado de vainilla, se nos olvida lo feucho que pueda ser. El contraste entre las fresas templadas y casi deshechas, y la capa superior crujiente y con un intenso sabor a chocolate es delicioso.

Así que animaos a prepararlo, que además es muy sencillo!!
 

Crumble de fresas y chocolate

Ingredientes:
  • 500 gr. de fresas
  • 100 gr. de harina
  • 70 gr. de cacao en polvo
  • 100 gr. de mantequilla muy fría
  • 100 gr. de azúcar + 1 cucharada sopera extra
Preparación:

Precalentamos el horno a 200º.
Lavamos las fresas, escurrimos y cortamos por la mitad. Las colocamos en una fuente apta para el horno y las espolvoreamos con la cucharada de azúcar extra.
En un bol ponemos la harina, el cacao, la mantequilla cortada en cuadraditos y el azúcar, y con los dedos lo vamos mezclando hasta que comiencen a hacerse migas, tiene que quedar una textura similar a la arena o migas de pan gorditas. Una vez preparada la mezcla, la metemos en la nevera unos 10 minutos.
Pasado este tiempo espolvoreamos esta mezcla sobre las fresas y metemos al horno durante 20 minutos aproximadamente, hasta que veamos que se ha creado una costra durita.
Sacamos del horno y dejamos templar.
Podemos servir acompañado de nata montada o helado de nata o vainilla.

Notas:

Otra opción, también muy rica, es añadir a las fresas un puñado de frutas del bosque, frescas o congeladas.

Esta receta está basada en esta otra de Webos Fritos


2 comentarios:

¿Qué opinas??

Blogging tips