6 de junio de 2014

Pasta alla Norma

A mí me pasa como a los políticos....me encanta la pasta.

Me gusta tanto que hasta me he comprado una máquina para hacerla en casa....

Os podéis imaginar la cantidad de gente que tengo esperando a que la invite a casa, lo que no sé es que cara pondrán cuando vean que lo que pongo en la mesa son tallarines, no billetes de 500€...
Creo que la solución es preparar esta receta, que con el color morado de la berenjena, es lo más parecido a un billete de 500 que tengo en casa.


Si no habéis probado nunca este plato de la cocina tradicional siciliana a base de pasta con tomate, berenjena y parmesano, ligeramente picante, os recomiendo que lo hagáis y veréis como se convierte en un plato habitual en vuestra casa.
Aunque la original se prepara con ricotta, un tipo de requesón italiano, en esta versión de Jamie Oliver, del libro "La cocina Italiana de Jamie" se prepara con parmesano, así que podéis elegir la versión que más os guste.

Vamos a por ella!!





Pasta alla Norma

Ingredientes:
  • 500 gr. de pasta (espagueti, tallarines, macarrones...)
  • 2 berenjenas grandes y firmes
  • Aceite de oliva
  • Una cucharada de orégano seco
  • 1 guindilla roja seca
  • 4 dientes de ajo 
  • Un puñado de albahaca fresca
  • 1 cucharadita de vinagre 
  • 400 gr. de tomate natural triturado
  • Sal
  • Queso parmesano rallado
Preparación:

Comenzamos lavando las berenjenas y cortándolas en tiras de 2 cm. aproximadamente. 
Una vez cortadas las ponemos en un escurridor y las espolvoreamos con un poquito de sal para que suden, es decir que suelten el exceso de agua que se llevará el posible amargor de las berenjenas. 
Para que no se ennegrezcan mientras sudan, las rociamos con un poquito de zumo de limón.
Cuando tengamos las berenjenas listas, ponemos a calentar una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva y las vamos friendo, cuidando de que se doren bien por todas partes. Es mejor que friamos pocas de cada vez, para que queden fritas todas por igual.
Al sacarlas de la sartén, las espolvoreamos con el orégano seco y reservamos.
En la misma sartén ponemos un poquito de aceite y doramos los ajos cortados en láminas finas, con cuidado de que no se nos quemen.
Añadimos las berenjenas, los tallos de la albahaca picados, el tomate triturado, la guindilla y el vinagre y sofreímos a fuego suave durante 10 ó 15 minutos, removiendo de vez en cuando y probando el punto de sal.
Si, debido al tomate, la salsa estuviese demasiado ácida, añadimos una cucharadita de azúcar. 
Cuando tengamos listo el sofrito, cortamos las hojas de albahaca, las añadimos y dejamos reposar.
Mientras tanto vamos preparando la pasta.
En una cacerola ponemos a calentar abundante agua con sal y un chorrito de aceite.
Cuando rompa a hervir echamos la pasta y removemos durante los dos primeros minutos. Esto hará, junto con el chorrito de aceite,que no se nos pegue la pasta.
Cocemos durante el tiempo indicado por el fabricante.
Cuando estén al dente, reservamos un cacito del agua de cocción y se lo añadimos al sofrito.
Escurrimos y añadimos la pasta al sofrito. Removemos para que se impregne bien de la salsa.
Cuando vayamos a servir, espolvoreamos con el parmesano rallado.

Que aproveche!!

Notas:
Podemos prescindir de la guindilla si no somos muy amigos del picante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas??

Blogging tips