30 de enero de 2015

Cupcake de chocolate y frutos rojos

Que abuelos y nietos no siempre se entienden es un hecho.

Literalmente.

Vamos, que hay momentos en los que necesitan traducción simultanea.

Unas veces porque, aun utilizando las mismas palabras, el significado desde luego no es el mismo para unos que para otros.
Por ejemplo palabras como arroba chatear.
Porque otra cosa no, pero los abuelos llevan toda la vida chateando, y de una forma mucho más moderna que nosotros, con tecnología 3D y en tiempo real.
Solo que entonces tenía otro nombre.
Se llamaba ir de vinos con los amigos.

¡Qué listos, eh?!




Otras veces la comunicación intergeneracional falla porque ni siquiera hablan en el mismo idioma, con la manía que nos ha entrado de usar las palabras en inglés.
Pero para solucionar esta falta de entendimiento, los abuelos (admitámoslo, son más listos que nosotros) han castellanizado algunas palabras por el conocido método del no-se-llamará-así-pero-de-sobra-sabes-de-lo-que-te-estoy-hablando.




Os pongo algunos ejemplos:

Facebook: El fisbul ese de internés.
Whatsapp: Te vas a quedar tonto tanto guasá con el telefonito dichoso.
Mediamarkt: El marimar ese de los ordenadores que han puesto al lado de casa.
Cupcake: Magdalena.

Que sí, tú puedes empeñarte en que eso es un cupcake de dos chocolates, con ganache de chocolate negro y topping de frutos rojos, que para tu abuela eso es una magdalena.

Punto.


De chocolate.

Punto y final.




Así que llamadlos como queráis (o como podáis) pero no dejéis de prepararlos porque son una maravilla superchocolateada y muy fáciles de preparar.

He dicho.




Preparación:

Comenzamos preparando el ganache.


  • Troceamos el chocolate en trozos más bien pequeños, y lo colocamos en un recipiente resistente al calor.
  • En otro recipiente calentamos la nata, bien en el microondas o bien al fuego, hasta que comience a hervir, momento en el que la echamos sobre el chocolate y removemos bien, hasta que éste se funda por completo y nos quede una mezcla homogénea.
  • En ese momento añadimos la mantequilla troceada y mezclamos hasta que quede perfectamente integrada.
  • Cubrimos con un papel film tocando la superficie de la ganache para que no forme costra, y dejamos enfriar hasta el momento de utilizarla.

Continuamos preparando los cupcake.


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En primer lugar ponemos la leche en un recipiente, le añadimos el zumo de limón y lo dejamos reposar durante 10 minutos. Pasado este tiempo habrá adquirido una textura espesa, como de leche cortada o yogur. Esa es la consistencia que buscamos. Reservamos.
  • A continuación tamizamos en un bol el cacao, la harina, el azúcar, el bicarbonato, la levadura y la sal.
  • Mezclamos bien estos ingredientes  y reservamos.
  • En el mismo bol vamos añadiendo a la mezcla anterior los huevos, ligeramente batidos, el aceite, el agua, la esencia de vainilla y la mezcla que habíamos realizado antes con la leche y el zumo de limón.
  • Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados, unos 3 minutos con el accesorio pala del robot de cocina o con las varillas de la batidora de mano, o hasta que veamos que no tiene grumos.
  • Colocamos las cápsulas de papel en un molde rígido y las llenamos aproximadamente 2/3 de su capacidad.
  • Metemos al horno durante 20 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo este salga limpio.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Una vez fríos los cupcakes los cubrimos con el ganache de chocolate que teníamos reservado. Podemos hacerlo con manga pastelera o bien con una espátula o un cuchillo de untar. Para hacer las rosas con la manga pastelera utilizamos la boquilla 1M de Wilton (de estrella de 6 puntas grande) y, con la boquilla perpendicular al cupcake, depositamos el ganache haciendo una presión suave pero constante y realizando una espiral desde el centro del cupcake hacia afuera.
  • Decoramos con frutos rojos y chocolate rallado y .........
     Listos para devorar!!!!!!!

Notas:
  • La mezcla que hemos realizado con la leche y el zumo de limón es un sustituto del buttermilk que lleva la receta original y que, al menos yo, no suelo encontrar. Si vosotros tenéis la posibilidad de utilizarlo, simplemente debéis sustituir la leche por la misma cantidad de buttermilk y eliminar el zumo de limón.
  • Si vais a utilizar moldes de cupcake de papel debéis meterlos en un molde de cupcakes rígido o unas flaneras para que no se abran durante el horneado. Si utilizáis moldes más rígidos, de cartón o similar, no es necesario que uséis otro molde a mayores.
  • Es importante que no abráis la puerta del horno durante los primeros 20 minutos, ya que sino cortamos la cocción y se nos desinflan los cupcakes.
  • Para hacer virutillas de chocolate para la decoración podemos rallar una tableta de chocolate con un pelapatatas, así las virutas quedaran rizadas.

El bizcocho de los cupcakes está basado en esta receta de El Rincón de Bea



8 comentarios:

  1. Hola!!! nos han encantado estos cupakes, con ese ganache y esas fotos!!!! Madre mía! increíbles!!!
    Tamara&Gemma (El secreto endulzado)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias chicas! es un placer teneros por aquí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Leticia, preciosos cupcakes! A juzgar por las fotos, tienen que estar riquísimos... Me pasaba también para felicitarte por haber ganado otra vez el Evento Photoblog, ni sé las veces que van ya, pero sin duda te lo mereces! Enhorabuena!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva!! Encantada de tenerte por aquí.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Leticia, que pinta tan deliciosa tienen tus cupcakes, me encantan!!!!! y felicidades por haber ganadao el evento photoblog!!!! feliz día
    Mariana http://thecakequeenmadrid.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariana!! Con estos comentarios da gusto...
      Un besazo.

      Eliminar
  5. Que recetas más apetecibles y que fotos más bonitas , me encanta¡

    ResponderEliminar

¿Qué opinas??

Blogging tips