1 de marzo de 2015

Bizcocho de naranja




Ser una chica de provincias, tiene sus ventajas.

Stress cero.

Y eso se traduce en un cutis estupendo.
Claro que a lo mejor eso es también gracias al frío, que nos conserva, como a los chorizos. Los de comer digo, que los otros se conservan ellos solos...

Además, aquí no sabemos lo que son los atascos.

Bueno, sí que sabemos lo que son, claro.
Son esas cosas que salen por la tele, con un montón de coches en fila, paradicos, y muchos señores cabreados, por el atasco y porque sus señoras no paran de protestar, y los niños lloran, se aburren... Normalmente esto pasa en las grandes ciudades en la operación salida, y en la operación retorno, y cuando hay una nevada inesperada, y cuando sí se esperaba, y cuando llueve, y cuando no, y los lunes, y los martes....



Pero no os penséis que en las ciudades pequeñas son todo ventajas, que también tiene sus inconvenientes.
Y es que, generalmente, las cosas más interesantes pasan en las ciudades más grandes, será para compensarlos por todo lo que tienen que sufrir en los atascos, pobrecitos.
Así que, estrenos teatrales, exposiciones, firmas de libros, etc, no tienen lugar muy a menudo por estas tierras zamoranas.




Pero no pasa ná. 

De vez en cuando nos cogemos la maleta, metemos la gallina debajo del brazo, digoooooo metemos la maleta en el coche y nos vamos de excursión a la capital, a vivir nuevas experiencias, atascos incluidos, eh?


Y la última vez que fuimos a Madrid, se debieron alinear los planetas y formar un agujero negro o un bucle espacio-temporal, que hizo coincidir en el mismo día nuestra excursión y un acontecimiento que llevaba tiempo esperando: una firma de los Sres. Webos Fritos.





Y allí que nos fuimos, a conocer a Su y Jesús en persona, y a catar el bizcocho que tuvieron el detallazo de llevar con ellos, jejeje.
Y tras charlar un ratito con ellos (reconozco que con lo que me costó arrancar, luego no había quien me callase...) salimos de allí con una foto con ellos, mi libro dedicado, un trocito de bizcocho (eh! que vosotros hubieseis hecho lo mismo, era un bizcocho de La Webos....) y un reto propuesto por Su: hornear cada semana un bizcocho de su libro.

Y en esas estamos.

Probando bizcochos (un sinvivir, oiga!) a ver si decidimos cuál es nuestro favorito, porque cada bizcocho nuevo, nos gusta más que el anterior, y se convierte en nuestro bizcocho favorito del mundo mundial.



Así que aquí os dejo ésta maravilla de bizcocho, que en estos días de frío, es el mejor acompañamiento de un cafetín a media tarde...

A por la receta!!


Preparación:
Empezamos preparando la 1/2 naranja que vamos a utilizar para decorar el bizcocho.
Lavamos la naranja, cortamos en rodajas finitas y la ponemos en un cazo con agua y la 1/2 cucharadita de sal. 
Llevamos el cazo al fuego y cuando llegue a ebullición, dejamos cocer 2 ó 3 minutos a fuego suave.
Ponemos las rodajas de naranja en un colador y aclaramos bajo el grifo con agua fría, procurando que el chorro no tenga mucha fuerza para no estropear la pulpa de las naranjas.
Reservamos.
Vamos ahora a preparar el bizcocho.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
Comenzamos tamizando en un bol la harina, la levadura y la sal y reservamos.
Rallamos la piel de la naranja y la reservamos.
Pelamos la naranja, eliminando todo rastro de la piel blanca y de las pielecillas que recubren los gajos, y cortamos en trocitos muy pequeños.
A continuación ponemos en un bol los huevos y el azúcar y los batimos con las varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen, momento en el que añadimos los trocitos de naranja y la ralladura que teníamos reservada y batimos un minuto más.
Añadimos el aceite, batiendo hasta que se integre y a continuación incorporamos el yogur y batimos un par de minutos más. 
Incorporamos la harina y la levadura a la mezcla con movimientos envolventes, ayudándonos de una espátula de silicona, lo justo para que esté integrada.
Engrasamos el molde y vertemos en el la masa.
Cubrimos con las rodajitas de naranja que teníamos reservadas y espolvoreamos con el azúcar y las almendras.
Llevamos al horno durante 35-40 minutos aproximadamente, hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. 
Sacamos del horno y dejamos templar sobre una rejilla.
Cuando este templado desmoldamos y dejamos que enfríe completamente en la rejilla.

Y  guardadlo bien, que en cuanto lo vean en casa no va a durar un asalto!!!!



Notas:

  • En este caso he utilizado naranjas sanguinas, pero podéis utilizar cualquier variedad.
  • Del mismo modo, si no os gustan las naranjas de la decoración podéis prescindir de ellas, de hecho la receta original no las lleva.
  • El hervor en agua salada que le damos a las naranjas tiene la finalidad de eliminar el posible amargor de estas.
  • Al incorporar la harina podéis utilizar las varillas eléctricas  para integrarla a la mezcla si os resulta más cómodo que la espátula de silicona, pero batirla solo unos segundos, lo justo para integrar.
  • Si no estáis muy seguros de la anti-adherencia de vuestro molde, podéis cubrir el fondo con papel de hornear para aseguraros un desmoldado perfecto.
  • Es importante que no abráis la puerta del horno durante los primeros 20 minutos, ya que sino cortamos la cocción y se nos desinfla el bizcocho.


Esta receta esta basada en el  "Bizcocho rápido de naranja "  del libro " Bizcochos" de Webos Fritos.
También es suya la manera de preparar las naranjas que usamos para la decoración.


8 comentarios:

  1. Babeando estoy con la vista de ésas maravillosas sanguinas en tan impecables fotografías. Del bizcocho.... riquísimo, yo también lo preparo así pero tus fotos nada que ver con las mías.
    Menuda artistaza!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maimen!! siempre intento innovar en la fotografía.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Te ha quedado un bizcocho con una pinta deliciosa y seguro que está de la muerte con esas rodajas de naranja, esas almendras,....ummmmm que rico! y unas fotos preciosas! bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia!! me alegro de que te guste! El bizcocho estaba tremendo...jeje.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Vaya pinta que tiene el bizcocho Leti, y me he quedado alucinado con las fotos, las sanguinas le dan un toque y color estupendo. bsos

    ResponderEliminar
  4. El bizcocho riquísimo y las fotos espectaculares
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Aisha, por la visita y por tus palabras!!

      Eliminar

¿Qué opinas??

Blogging tips